Qué hacer en sábado?

hacer_sabado.jpg

Ya sabemos que guardamos el sábado (que significa “descanso”) y no otro día de la semana porque Dios bendijo el séptimo día y sabemos que si el domingo es el primero de la semana (según lo dice la Biblia) entonces el sábado es el séptimo. Muchas personas creen que el sábado solo es para que lo guarden los judíos pero eso es algo falso. A qué deberíamos ocuparnos en este día y qué deberíamos dejar de hacer?

Desde el nacimiento de la era cristiana siempre han existido grupos que han defendido su validez y lo han guardado así hayan sufrido persecución (podemos revisar por ejemplo la historia de los Valdenses en la edad media). Muy famoso es Martín Lutero quien en 1517 siendo un seminarista, se reveló contra los preceptos de Roma y buscó obedecer solo lo que la Biblia enseñaba (entre esto el guardar el sábado). De allí nació la Reforma y se forjó la raíz para las nuevas iglesias que aparecieron con el paso de los siglos: Protestantes, Bautistas, Metodistas, Adventistas del 7º Día.

"El sábado es descanso! Proporciona una posibilidad de recargar nuestras baterías agotadas y reenfocar las prioridades reales de la vida sobre todo cuando estemos agobiados por el estrés, los problemas del corazón y la depresión. “Si hay un mandamiento que necesita la gente moderna tan apurada y ocupada, es el del sábado. Estamos tan ocupados tratando de darle sentido a nuestra vida y sirviéndonos a nosotros mismos que nos olvidamos de que Dios es el único que puede darle sentido a nuestra vida. Mostramos que ‘descansamos’ en él al reposar en su día. Hay dos instituciones básicas para toda la humanidad desde la primera semana de la historia de la tierra: el matrimonio y el sábado. Son una parte intrínseca del programa divino para la felicidad humana. No resulta extraño que ambas, a lo largo de los siglos, hayan estado tanto bajo el ataque del Maligno. Dios sabía lo que la humanidad necesitaría y, por lo tanto, creó el tiempo con un ciclo perfecto de seis días “normales” más un día extraordinario: el sábado. Y, desde entonces, los que han respetado este ritmo instituido por Dios han sido bendecidos por él."

Con el sábado recordamos más vivamente la existencia de Dios al reconocerlo como Creador de todo, y esto nos ayuda a despertar nuestra gratitud hacia él pues todo lo que disfrutamos procede de la mano benéfica del Creador. A parte de reconocer en este día a Dios como nuestro Creador de manera especial, también descansamos...este es uno de los propósitos del sábado...no es ponerse a dormir todo el día! Es descanso de los afanes, de trabajo, de proyectos, etc.

Uno puede cuestionarse mucho sobre si es sensato o si tiene sentido cambiar nuestro ritmo de vida…solo pensemos a cuántas cosas nos dedicamos en sábado…por ejemplo, es el día ideal para hacer las compras que no pudimos hacer en los otros días, es el día para mandar lavar el carro, para ir a la piscina o al gimnasio, para tomar la clase que no podemos hacer en semana (estudios, capacitación, aprendizaje de una técnica)…es esto lo que Dios quiere que hagamos en su santo día? Por qué se tomaría Dios la molestia de dejar consignado en la Biblia este mensaje acerca del sábado si no fuera importante para El?: “Si retrajeres del sábado tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y al sábado llamares delicias, santo, glorioso  del SEÑOR, y lo venerares no haciendo tus caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando palabras vanas. Entonces te deleitarás en el SEÑOR: y  te haré subir sobre las alturas de la tierra, y te haré comer la heredad de Jacob tu padre, porque la boca del SEÑOR ha hablado" (Isaías 58:13-14).

Qué se puede o se debe hacer en sábado?

Hace poco leí un artículo que me gustó mucho y me parece apropiado evocar. Hagamos un ejercicio: Pensemos en que estamos invitados a una fiesta de cumpleaños. Cómo nos vestimos para ir a la celebración? Con el mejor vestido si podemos. Y estamos tristes cuando vamos? A menos que vayamos obligados, la fiesta nos es de suma alegría. Y cómo se siente el o la cumpleañera cuando llegamos temprano? Seguro que le/la hacemos sentir bien. Será que si apreciamos mucho a la persona preferimos no asistir para irnos de compras a otro lugar o nos quedamos mirando la televisión porque resulta mejor que compartir con ella?...Bueno, el sábado es el cumpleaños de la Tierra porque semana sobre semana recordamos que en los seis primeros días Dios creó la Tierra y descansó en el séptimo de su obra. Él es el anfitrión y nosotros los invitados...vamos a despreciar su llamado dedicándonos a nuestras cosas y lo vamos a dejar con todos los preparativos listos para compartir la fiesta? El sábado debe ser una fiesta llena de alegría en nuestros corazones.

Según la Palabra de Dios, dónde debemos ir el sábado? Miremos el ejemplo de Jesús: Lucas 4:16.

De qué debemos abstenernos en sábado? Exódo 20:10...del trabajo laboral....además leamos Isaías 58:13-14...evitar lo que no tenga que ver con Dios.

Qué otras actividades? Mateo 12:12...compartir con la familia, visitar enfermos, evangelizar, compartir con los hijos, amigos, ir a la iglesia, ayudar a la gente,etc... hacer lo que nos llene de alegría y que no deshonre a Dios (pensemos de nuevo en el ejemplo de la fiesta de cumpleaños).

Hay mucho por aprender y vivir...este es un caminar espiritual que se da paso a paso. Por lo pronto ya sabemos sobre el sábado...pidámosle a Dios que nos ilumine para entenderlo, cómo vivirlo y hacerlo real en nuestras vidas.

 

 

Añadir nuevo comentario

HTML Restringido

Artículos de interés

  • Creencias

    Los Adventistas del Séptimo Día aceptamos la Biblia como el único credo y sostenemos ciertas creencias fundamentales com...