Abominación

abominacion.jpg

“Por lo tanto, no lleven a su casa nada que sea despreciable (abominación en otras versiones), para que ustedes no sean también destruidos. Eso está destinado a la destrucción, así que deben considerarlo como algo despreciable”. Deuteronomio 7: 26

Revisemos en primer lugar qué es Abominación porque luego vamos a ver por qué Dios no quiere que traiga lo despreciable, la abominación a mi casa. Abominación viene de Abominar: condenar y maldecir a alguien o algo por considerarlo malo o perjudicial. También es renegar o tener repulsión. Apliquemos esta definición a la Palabra de Dios.

Sé celoso y arrepiéntete!

arrepentimiento.jpg

La condición de hoy en el pueblo de Dios no difiere mucho de lo que ha sido en otros momentos cuando de rebeldía e idolatría se trata. Fíjense por favor que hablamos del “pueblo de Dios” y no del mundo en general.

Tomando solo un pasaje del libro de Esdras podemos comparar nuestra situación hoy y los cambios que debemos hacer a todo nivel si queremos de verdad transformarnos a imagen y semejanza de Jesús y prepararnos para su próxima venida.

Artículos de interés

  • Creencias

    Los Adventistas del Séptimo Día aceptamos la Biblia como el único credo y sostenemos ciertas creencias fundamentales com...