Daniel 2

daniel2_2.jpg

Cuando hablamos de profecía, bíblicamente  no solo nos referimos al hecho de develar el futuro sino que de manera adicional, hablamos de un mensaje de amonestación donde Dios invita a los habitantes de la Tierra a que vuelvan a los caminos que Él les ha indicado: Amós 3:7 “Porque no hará nada Jehová,  el Señor,   sin revelar su secreto a sus siervos los profetas.” Un ejemplo de esto lo encontramos en la historia de Jonás y Nínive donde Dios revela lo que ha acontecer a esta nación si no se arrepiente y para ello envía su profeta a dar el mensaje (Libro de Jonás, capítulos 1-4).

Artículos de interés

  • Creencias

    Los Adventistas del Séptimo Día aceptamos la Biblia como el único credo y sostenemos ciertas creencias fundamentales com...